Diferentes tipos de celulitis, diferentes técnicas para combatirla

La celulitis requiere tratamientos personalizados porque “no todos los tipos son iguales y la clave está en detectar la tipología para lograr buenos resultados”, asegura la Dra. Adam, nuestra directora médica. Ya sea blanda, dura o edematosa, existe un tratamiento para cada una de ellas.

Celulitis Blanda:

Aparece con la edad y va aumentando conforme pasan los años, también con el aumento de peso. Se localiza en la parte superior de las piernas, abdomen y/o brazos. El aspecto de la piel es ondulado, la celulitis es blanda y se presenta acompañada de flacidez.

Es fácil de distinguir porque se mueve al andar o con los cambios de posición. Los factores que la promueven son el exceso de grasa, la flacidez cutánea, la falta de tono muscular y la mala circulación.

  • Tratamiento: Va dirigido a mejorar la circulación y a movilizar la grasa. El masaje manual junto con la radiofrecuencia dan muy buenos resultados. En algunos casos se completa con presoterapia para mejorar el retorno venoso. La dieta proteinada es muy recomendable junto con ejercicio aeróbico y de tonificación. La clave está en drenar, eliminar grasa y reafirmar.
  • Sesiones necesarias: Mínimo 5
  • Precio: consulta promoción actual

Celulitis Dura:

Su consistencia es dura al tacto. La piel es tersa pero con aspecto de piel de naranja y no cambia con el movimiento. Típico en mujeres jóvenes, suele aparecer desde la adolescencia y puede aumentar con los años. Localizada en caderas, parte externa de muslos (las típicas cartucheras) y cara interna de rodillas. Su origen tiene un importante componente genético y hormonal.

  • Tratamiento: dirigido a despegar la grasa estructurada con vacumterapia, ondas de choque o masaje anticelulítico según su dureza, reforzado con radiofrecuencia de baja intensidad para preparar la piel y en muchos casos hay que recurrir a la mesoterapia para aportar principios activos que ayuden a desestructurar la grasa. El objetivo es eliminar la grasa estructurada y perfectamente localizada.
  • Sesiones necesarias: Mínimo 10.
  • Precio: consulta promoción actual

Celulitis Edematosa:

Es la más difícil de eliminar y afortunadamente la menos frecuente. Tiene una consistencia mixta, la piel tiene un aspecto acorchado y se inicia sobre los 20-30 años. Se localiza en las piernas en general, sobre todo en muslos y rodillas, pero también en la parte inferior de las piernas y los tobillos. La principal causa es la retención de líquidos y los problemas circulatorios. Suele ir acompañada de signos de insuficiencia venosa como varices y problemas de drenaje linfático. En algunos casos aparece el signo de la fóvea (al presionar con el dedo se queda el hueco del dedo marcado en la piel).

  • Tratamiento: dirigido a eliminar líquidos, por lo que el drenaje linfático resulta imprescindible, a ser posible manual. La dieta debe de ser pobre en sal, sin grasas saturadas y abundante en alimentos drenantes y venotónicos.
  • Sesiones necesarias: Mínimo 10.
  • Precio: consulta promoción actual

 

MÁS INFORMACIÓN TRATAMIENTOS CELULITIS >

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia