Bruxismo: Cómo ponerle fin al dolor mandibular

Muchos pacientes sufren dolores musculares mandibulares, de espalda o de cuello; incluso dolores de cabeza o de oído y no son conscientes del porqué o qué causa estas molestias. Esto puede ser bruxismo, y lo que muchos nos preguntáis es, ¿puede la medicina estética solventar esta afección? ¡Hoy respondemos todas vuestras dudas sobre el bruxismo!

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es una patología bastante frecuente que sufre un gran porcentaje de la población adulta. Se trata de un desorden muscular, conocido como hipertono o exageramiento de la musculatura inconsciente y es llevado a cabo por los músculos maseteros, que aunque pensemos que son unos pequeños músculos situados en el tercio inferior del rostro, son los segundos músculos más potentes del cuerpo humano, después del glúteo mayor.

¿En qué consiste?

El bruxismo consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula y/o rechinar los dientes, produciendo el desgaste de los mismos. Puede darse tanto por el día como por la noche, aunque lo más habitual es que se produzca durante el sueño.

La mayoría de las veces, la persona afectada no es consciente de que tiene bruxismo hasta que otra le advierte de que al dormir rechina los dientes, o es el dentista quien le informa tras realizarle una revisión dental rutinaria.

¿Qué causa esta patología?

No hay un factor en concreto que provoque esta afección, pero sí podemos destacar los principales desencadenantes de esta patología:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Nervios
  • Consumo de bebidas estimulantes (cafeína o alcohol)
  • Mala alimentación
  • Trastorno del sueño y malas posturas al dormir
  • Alineación inadecuada de los dientes

Debemos hacer mención a la época de crisis que estamos sufriendo en la actualidad, debido al aislamiento social y a la incertidumbre, que ha provocado que el número de personas que sufren bruxismo se incremente.

¿Qué provoca?

  • Problemas dentales: desgaste o fractura de los dientes, mayor sensibilidad y retracción de las encías.
  • Problemas físicos: causa dolores musculares, de cabeza, de cuello, de oído e incluso tensión en la articulación mandibular.
  • Problemas estéticos: a nivel estético es el responsable del ensanchamiento de la parte inferior del rostro.

¿Cómo se trata?

Según los últimos estudios realizados, el tratamiento llevado a cabo con toxina botulínica tipo A es el único eficaz y seguro para eliminar la tensión que provocan los músculos maseteros y corregir la afección desde su origen y no simplemente actuar sobre los síntomas.

El tratamiento con toxina botulínica tipo A, relaja los músculos maseteros y evita la tensión de apretar los dientes que provoca el desgaste dental y demás dolores musculares. Además, el tratamiento ayuda a mejorar estéticamente el aspecto del rostro ya que la relajación de los maseteros logra unas facciones más armónicas.

A continuación os contamos algunos de los muchos tratamientos que conocemos para tratar el bruxismo, pero debemos recordar que, a diferencia de la toxina botulínica tipo A, no ponen fin al problema ni lo corrigen desde su origen, sino que simplemente actúan sobre los síntomas:

  • Fármacos miorelajantes: no son los más recomendables ya que provocan la relajación a nivel de todos los músculos del cuerpo y no se focaliza de forma precisa sobre el masetero.
  • Fisioterapia: para masajear y relajar la zona facial de la musculatura.
  • Fédulas dentales: a nivel dental, consecuencia de la contracción excesiva, se produce un desgaste dental exagerado por lo que es necesario este tipo de complemento para intentar reducir el desgaste de los dientes.

En Clínica Dermaline, trabajamos con todas las marcas de toxina botulínica tipo A para ofrecer la solución que mejor se adapte a cada caso.

Si deseas ponerle fin al dolor mandibular o no sabes si padeces esta afección y quieres descubrirlo, ¡escríbenos! para concertar una consulta evaluativa con nuestro equipo de médicos profesionales especializados>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor, gira tu dispositivo 90º
para mejorar tu experiencia